Bodyboard: La guía definitiva

¿Pensando en iniciar un nuevo hobby que incluya coger olas y disfrutar de la emoción del viaje? Prueba el bodyboard. Este podría ser tu próximo pasatiempo.

bodyboarding

¿Qué es el bodyboarding?

Aunque a veces se describe como una alternativa menos complicada que el surf, lo que lo diferencia de éste es que para practicar este deporte acuático hay que montar en las olas en posición horizontal, con el torso pegado a la superficie de la tabla, y de ahí el nombre de «bodyboard» (aunque no siempre es así, ya que algunos trucos implican estar parcialmente de pie sobre la tabla, o incluso totalmente de pie en algunas competiciones).

Artículos relacionados:

Historia

No se sabe a ciencia cierta de dónde surgió este deporte acuático, pero, según algunas hipótesis, surgió como una forma temprana de surf hace siglos. Los indígenas polinesios se montaron en tablas de madera sobre el vientre como medio para surcar las olas.

Fue más tarde, a principios de la década de 1970, en el sur de California, cuando Tom Morey modernizó la tabla de bodyboard e inventó la «tabla de boogie» o «boogie» a secas, que entonces se fabricaba simplemente con espuma de polietileno. El Bodyboarding también se denominó «boogie-boarding» por este motivo. .

Hoy en día, la tabla de bodyboard media es mucho más corta que una tabla de surf y suele estar hecha a partir de un trozo de espuma con forma rectangular, con lo cual se puede decir que va a ser un poco más fácil de transportar. Aparte de la tabla, los bodyboarders (que es el nombre que reciben los usuarios que practican este deporte) modernos llevan aletas de natación para impulsarse mejor al coger las olas.

bodyboard

Beneficios del Bodyboarding

Desarrolla los músculos de brazos y piernas

Los bodyboarders experimentados pueden dar fe de que la mayor parte de lo que se hace en este deporte es avanzar con las manos y patalear. Con la cantidad de tiempo que pasarás avanzando con las manos solamente para coger una ola, los músculos de los brazos y las piernas mejorarán.

Fortalece el corazón y los pulmones

Cualquier deporte acuático supone un gran ejercicio cardiovascular, ¡y el bodyboard no es una excepción!

Desarrolla la coordinación

Uno de las claves del bodyboard es mantenerse equilibrado y centrado sobre la tabla. Si intentas no caerte de la tabla constantemente, tu coordinación mejorará con el tiempo.

Relaja la mente

No hay nada más ~relajante~ que estar en contacto con el sol y el mar 😊.

¡Ofrece mucha diversión!

Los bodyboarders siguen volviendo a practicar este deporte simplemente porque es divertido… no hace falta decir más.

Lo básico del bodyboarding

1. Asegúrate de estar completamente preparado

Vale, es la primera vez que pruebas algo así y estás muy ilusionado. Es comprensible. Pero antes de meterte en el agua únicamente con tu tabla de bodyboard y tu valor, deberías tener en cuenta algunas cosas:

bodyboard-atardecer de relax

¿En qué condiciones está el agua?

Los guardacostas locales suelen avisar si las condiciones del mar son seguras para practicar deportes acuáticos. Antes de salir a la zona de bodyboard más cercana, consulta las noticias o la página web del lugar para ver si hay avisos de mar.

¿Eres un buen nadador?

Ni que decir tiene que hay que saber nadar en aguas abiertas.

¿Tienes el equipo adecuado?

No necesitas un montón de equipamiento para empezar. Además de una tabla de bodyboard, aquí están las otras 3 cosas que vas a necesitar: 

Correa: Hazte con una correa que se sujete a tu tabla de bodyboard y a la parte superior del brazo. La correa está pensada para que no pierdas la tabla cuando te caigas.

Trajes de neopreno o lycras: El bodyboarding, al igual que el resto de actividades acuáticas, expone la piel a entornos agresivos. Llevar el equipo de protección corporal adecuado te protege del sol y disminuye las irritaciones provocadas por la tabla de bodyboard. Un traje de neopreno o una lycra también te mantendrán caliente cuando lo practiques en aguas frías.

Aletas: Los amantes del bodyboard suelen llevar las aletas en los pies para tener una mayor propulsión mientras cogen las olas. También se recomienda llevar calcetines especiales debajo de las aletas para mayor comodidad.

2. Practica tus movimientos

Antes de entrar directamente en el agua, intenta practicar tus movimientos en tierra firme. La posición óptima para el bodyboard es sujetarse con ambas manos al «morro«, es decir, a la parte delantera de la tabla de bodyboard, y tener la «cola«, es decir, el extremo trasero de la tabla de bodyboard, colocado bajo el bajo vientre.

Si lo tienes claro, puedes empezar a practicar la remada dando patadas con los pies. Sin embargo, una vez en el agua, puedes intentar remar con los pies justo por debajo de la superficie del agua para conseguir una mejor propulsión. Cuando remas con los brazos, rema en el lado de la tabla de bodyboard como si estuvieras arrastrando el agua detrás de ti.

3. Entrar al agua

Una vez que te sientas lo suficientemente seguro en la práctica, puedes intentar poner tu tabla de bodyboard en el agua. Para ello, acércate a la orilla hasta que te llegue el agua a las rodillas y apóyate en tu tabla de bodyboard para empezar a remar en dirección a las olas. Eso sí, una nota rápida: Busca olas de agua blanca que se dirijan en dirección a la playa, de lo contrario, puedes terminar arrasando en otro lugar.

4. Coger la ola

Pon a prueba tu entrenamiento previo, mientras te diriges a tu ola. Asegúrate de que la ola que elijas no sea demasiado alta ni demasiado rápida, sobre todo si estás empezando a practicar este deporte. Elige una ola que vaya a un ritmo que te resulte cómodo, tienes todo el tiempo para probar olas mucho más altas cuando le cojas el tranquillo. Una vez que hayas localizado una buena ubicación para olas con nivel adecuado, empieza a remar hacia esa dirección con los brazos y patalea con las aletas por debajo de la superficie como hiciste durante el entrenamiento.

5. Practica el pato

Durante tu experiencia con el bodyboard, habrá momentos en los que una ola rota se dirija hacia ti y te aleje de la ola a la que ibas. Aquí es donde el pato es útil (se trata de una inmersión denominada así 🦆). Básicamente, un pato te permite sumergirte momentáneamente bajo una ola que no quieres coger. Como las tablas de bodyboard son bastante pequeñas y ligeras, es bastante fácil hundirlas bajo el agua con la suficiente fuerza del cuerpo.

Para ello, basta con que hagas lo siguiente:

  • Cuando veas que una ola a un metro de distancia se acerca a ti, sujétate al morro de tu tabla de bodyboard y empújala hacia abajo mientras deslizas tu cuerpo hacia delante.

  • Para empujar la tabla de bodyboard más profundo en la superficie del agua, usa las rodillas y presiona hacia abajo en la tabla de bodyboard.

  • Cuando te encuentres lo suficientemente profundo, sumérgete bajo la ola con el cuerpo pegado a tu tabla de snowboard lo más pegada posible.

  • Una vez que pase la ola, guía el morro de tu tabla de bodyboard hacia arriba mientras pones tu peso cerca de la cola mientras te impulsas por encima del agua.

Este truco requiere práctica para hacerlo bien, pero ten por seguro que una vez que le cojas el tranquillo, será mucho más fácil avanzar hacia la ola que buscas.

6. Acercarse a la ola

Cuando llegue el momento en que por fin te hayas acercado lo suficiente a la ola a la que ibas, deberás girar rápidamente en sentido contrario y colocarte mirando hacia la orilla. Ten en cuenta que debes coger la ola cuando esté lo suficientemente alta como para poder llevarte hacia delante pero no demasiado alta como para estar a punto de romper (o donde se empiezan a formar las aguas blancas) 🌊.

Deberás remar con las manos hacia la playa, con toda la fuerza que puedas, hasta que sientas que la atracción de la ola que te impulsa hacia delante. Una vez que te atrape, sentirás que aceleras y ahora es cuando realmente puedes montar la ola.

chico practicando bodyboarding

7. Montando la ola

Esto significa crear una línea de «recorte» a través de la cara de la ola, normalmente en la dirección en la que la ola está rompiendo. Este «recorte» es el rastro que dejas al rozar tu tabla de bodyboard a través del agua y puedes conseguirlo aprendiendo a maniobrar tu tabla hacia la izquierda o hacia la derecha utilizando el peso de tu cuerpo para presionar el lado del bodyboard.

Los bodyboarders tienen un montón de trucos bajo la manga a la hora de cabalgar las olas, pero para alguien que acaba de empezar, recomiendo mantener la posición básica que has practicado, mientras te desplazas sobre la ola. Para conseguir más velocidad, puedes probar a empujar ligeramente el morro de tu tabla de bodyboard hacia abajo, y si vas demasiado rápido, levanta el morro unos centímetros para crear fricción y reducir la velocidad.

Después de montar la ola y llegar a la parte poco profunda del agua, puedes tomarte un descanso o volver a intentarlo. Te advierto que se vuelve adictivo cuando montas tu primera ola, así que asegúrate de descansar de vez en cuando. Siempre habrá una próxima vez, ¿verdad?

Trucos fáciles para principiantes

Recorte

El recorte es uno de los primeros trucos que aprenderás. Este movimiento se realiza básicamente cuando desciendes demasiado rápido por la cara de la ola y quieres dar la vuelta y cogerla de nuevo antes de que rompa.

Para realizar un recorte, deberás desplazarte rápidamente hacia una dirección de la ola y elegir una parte en la que puedas empezar a girar tu bodyboard en la dirección opuesta.

Para hacer el giro, coloca tu peso en la barra exterior de tu bodyboard con la mano tirando del morro y creando un arco. Puedes hacer este truco tantas veces como quieras mientras la ola aguante.

Giro de rodilla

Como su nombre indica, este truco requiere tener una pierna en posición de rodillas mientras la otra se coloca en la parte delantera del bodyboard. El giro de rodilla es el truco más parecido al surf y puede ser bastante complicado de hacer. Sin embargo, con algo de práctica, le cogerás el tranquillo.

Para ejecutar este giro, colócate en la tabla de bodyboard de rodillas. Cuando intentes levantar la otra pierna, utiliza la mano para equilibrar la tabla de bodyboard. Una vez que hayas conseguido equilibrarte bien, puedes soltar la tabla por completo y empezar a montar la ola.

Giro 360º hacia delante

Una vez que hayas conseguido dominar los otros trucos, este será más fácil de realizar. Basta con que practiques. El giro hacia delante 360º, como su nombre indica, te permite girar sobre la ola en una rotación completa de 360º.

Para llevar a cabo este truco, deberás elegir un punto en el que realizarás la rotación. Una vez que estés listo para hacer el truco, coloca tu peso en la barra interior de tu tabla de bodyboard y sujeta tu hombro para resistir la ola, y luego comienza a girar.

¡Empieza cogiendo algunas olas!

Tanto si te inicias en el bodyboard como hobby o como deporte serio, es bastante fácil apuntarse a la diversión. Después de todo, los aspirantes novatos al bodyboard solamente necesitan 4 cosas para empezar.

Este deporte acuático es una gran opción para disfrutar de tus primeras sensaciones en las olas, porque es más fácil que el surf. A pesar de esto, puedes realizar emocionantes trucos. ¡Puedes probar varias volteretas y giros para añadir más sabor a un deporte ya emocionante!

Así que, ¿a qué esperas? ¡Las olas están pidiendo que las cabalgues! 🙂 ¡Usa tus nuevos conocimientos sobre el bodyboard y sal ahí fuera! La conquista de tu primera ola está justo en el horizonte.

Si todavía tienes preguntas sobre el bodyboard, o simplemente quieres hablar de deportes acuáticos, no dudes en enviarme un mensaje de texto por Facebook o Instagram. ¡Estaré encantado de ayudarte a coger olas! Además, ¡no olvides dejar un comentario y seguirnos!

€18.21
in stock
2 new from €11.83
Bodyboard: La guía definitiva 6 Amazon.es
Free shipping
€19.91
in stock
5 new from €11.99
Bodyboard: La guía definitiva 6 Amazon.es
Last updated on 15/04/2021 08:24